Cubanistica y otras razones: Alucinando

lunes, 5 de marzo de 2007

Alucinando

Mi esposa es creativa en materia de colores de pintura para las paredes. La sala comedor de mi casa, por ejemplo, tiene un par de paredes verde manzana (muy verde la manzana…) y otra amarillo harina de maíz. Uno de los cuartos de la casa, continuando con ejemplos, tiene una pared cianótica y el resto color salmón (más o menos).

Y la más reciente creación es una pared de la escalera en color naranja quemado (de nuevo, más o menos). Y al fondo de la línea visual pusimos una reproducción de un cuadro de Juan Gris (cuya obra es por cierto fenomenal...) que creo se llama “Paisaje con casas en Ceret”.

El efecto que causa sobre los que nos visitan es: “Ujum”, “Ah…”, “´Ta bonito…” “Je, je…”, “Pasa un rato para acostumbrarse…”. En fin, como dice mi esposa, es sólo “un detalle decorativo para romper la monotonía”. Y ya lo creo que la rompe…

Sobre Juan Gris

3 comentarios:

M dijo...

“Pasa un rato para acostumbrarse…”
Jajaja Iskan! ...en el Renacimiento encargaban los cuadros con contratos que especificaban hasta los cm2 de ultramar, el color mas caro y que daba mas standing ante las amistades.

Iskan el Cubano dijo...

Pues menos mal que coincidimos mi esposa y yo en esta época, en el Renacimiento la hubiera mandado a envenenar por gastadora, je, je...

Anónimo dijo...

Oye primo, la verdad es que la cuñada y tu para mi tienen unos gustos extremadamente exoticos pero muy divertidos, aunque a veces me asustan de primer impacto . Bueno solo te pido me tengas al tanto de los cambios antes de entrar a la casa, jajajajaja. Nos vemos Master.