Cubanistica y otras razones: agosto 2008

sábado, 30 de agosto de 2008

La bandera Gorki

Gorki está libre.

El dinosaurio, que amenazaba con encarcelarlo, al final lo dejó ir a cambio de 600 pesos cubanos, y yo quiero creer que esa liberación se logró en gran parte gracias a la presión de muchos dentro y fuera de Cuba. Sobre este asunto, algunas cosas me llaman la atención.

La detención de Gorki hizo que la blogósfera cubana se convulsionara. Se firmaron ingenuas y esperanzadas cartas (yo firmé una de ellas, que aceptaba seudónimos) pidiéndole a instituciones cubanas, e inclusive a personeros del régimen, como Pablo Milanés, que intercedieran a favor de la liberación de Gorki.

La iniciativa más importante, en forma de carta abierta, surgió en Penúltimos Días. Sin embargo, sólo fue firmada por unas 150 personas, si bien algunas de ellas son intelectuales y artistas de renombre como Zoé Valdés, Alejandro Sanz, Miguel Bosé y Paquito de Rivera.

Indiscutiblemente, si algo logra establecer un factor común en el heterogéneo exilio cubano, es una causa en contra del gobierno comunista. Pienso que si Gorki sólo fuera un músico punk, que canta canciones con letras soeces y pésima música, pero sin ningún contenido político, este apoyo de los exiliados cubanos no hubiera tenido lugar. Y, si hubiera sido detenido, nadie se hubiera enterado. Inclusive muchos de los firmantes de las cartas pusieron prudente distancia entre el propósito de su firma y su opinión acerca de la música de PPR. Otros llamaron a las letras de PPR "lenguaje directo y contestatario". Sólo Zoé Valdés, con esa deliciosa y muy suya manera de abanderarse con la polémica, se declara fan y seguidora de la música de Gorki.

Mención aparte en este asunto merece Yoanis Sánchez, nuestra bloguera mayor, que ha mostrado que su valentía no tiene límites.

Me gustaría anotar algo más: hay más de dos millones de cubanos en el exilio y solamente unos 600 blogs de cubanos o acerca de Cuba. Quizás haya algunas decenas de miles de cubanos (hoy me siento generoso con los números) que navegan la red y entran a estos blogs, a foros y a otros sitios de noticias sobre Cuba. Sin embargo, en las cartas virtuales del caso Gorki, sólo aparecen las firmas de un par de centenares de personas, y no todos cubanos. Son unas penosamente escasas 150 firmas como representación de un cuantioso exilio cubano.

Nos falta mucho por aprender a comportarnos como Nación. Dondequiera que he estado he podido ver las comunidades de judíos, italianos, mexicanos, o de muchas otras nacionalidades, identificarse y establecerse como grupos pujantes y unidos. Los cubanos, sin embargo, parecemos almas en pena, vagando cada cual por su lado, sin buscar la unión, sin tratar de ser una entidad de peso y útil, desconfiando unos de otros y hasta enzarzados en riñas miserables. No hay un lugar común, ni siquiera Cuba.

Y, desgraciadamente, Internet no es la excepción.

domingo, 24 de agosto de 2008

Caminando en NY

Edificios altos, calles anchas y rectas, las sedes y oficinas principales de casi todo, un letrero que anuncia una multa de 350 USD al que toque el claxon y, sin embargo, en contra de lo que anticipaba, nada de eso me impresiona.

En NY me reciben el calor agobiante y la suciedad del Metro. Mientras esperamos nuestra conexión, yo trato de mantener bajo control mi claustrofobia y me entretengo en observar las negras e inmensas ratas que corren entre los raíles vacíos. Los anuncios en murales y paredes se repiten en inglés y español, como un símbolo indiscutible de la fuerte presencia latina en esta sociedad, donde los WASP pudieran ser minoría a largo plazo.

Manhatan es un hormiguero que a la una de la mañana hierve con una energía tremenda. La ciudad no sólo brilla y se estira hacia lo alto: la ciudad huele. Un caliente y ácido vaho de sudores, orina, fritangas, kebab y humo me envuelve en cuanto me asomo a la calle. Salgo del calor angustioso del Metro a las aceras tapizadas con oscuras manchas de chicles aplastados, al torrente humano que te obliga a seguir un camino, a la peste sempiterna de las calles del Centro del Centro.

Y entonces me impresiono.

La gente es de todas partes y habla en lenguas remotas, sibilantes, entrecortadas, desconocidas. Hay negros, asiáticos, latinos, blancos, indios, nadie falta en el melting pot de NY. Un hombre gigantesco, con una barba hirsuta, tatuajes rojos y azules, ataviado con un ropaje amarillo encendido, camina altivo en dirección opuesta a la nuestra. A su lado va una mujer embozada en trapos multicolores. Ambos van descalzos y tienen los pies negros por la suciedad.

Montones de turistas recorren la calle, delatados por su mirada perdida en lo alto, sin que les importen traspiés ni empujones, tratando de atrapar la magnitud de los rascacielos, moles oscuras detrás de las luces de Time Square. Descomunales limousines, repletas de hombres luciendo su blinging y de ramilletes de muchachas deliciosas, se detienen en el semáforo, vibrando con la música a todo volumen, en su camino al party de la noche grande, la del viernes. Sex and the City, dice mi esposa, que los mira sonriendo.

Cena en el Village, mañana MoMA.

La nación Phelps

Michael Phelps es uno de esos. Aparecen cada cierto tiempo y dejan una estela de asombro y reverencia que los trasciende y, por supuesto, la esperanza renovada sobre los límites de los humanos.

Phelps mide 1 metro y 93 centímetros de estatura, pesa 88 kilogramos y con los brazos extendidos alcanza los dos metros de ancho, 7 centímetros más que su estatura. Tiene un torso largo, comparado con sus piernas, y tobillos flexibles, combinados con pies de casi 32 centímetros de largo. Además, muestra un inusualmente bajo contenido de ácido láctico en sus músculos, lleva un entrenamiento riguroso y derrocha coraje. Eso hace que Phelps sea el nadador más rápido de la historia, un atleta extraordinario y millonario a los 23 años, con su carrera en pleno ascenso.

Sólo nueve países en el planeta ganaron 8 ó más medallas de oro en estas Olimpiadas. Eso coloca a Phelps en el lugar 10 en la tabla de medallas de oro por países (según este conteo de medallas de oro, China ocupa el primer lugar, USA el segundo y Cuba está en un triste lugar 28, perdiendo hasta el tradicional liderazgo en America Latina).

Pero en los medios estadounidenses han cambiado las reglas y han ordenado a los países en la tabla de medallas por total de medallas y no por medallas de oro (como si en este país de winner vs losers el segundo lugar importara). Por arte de esa reorganización, USA estaría entonces en primer lugar, China en segundo y Cuba mejoraría ostensiblemente, subiendo hasta el lugar doce. Phelps a su vez se iría hasta el lugar 25.

Es obvio que a los gringos no les gusta perder ni a las escupías. Ni a los cubanos tampoco. En fin, mirando bien el asunto, me quedo con el conteo gringo: al cabo Phelps está por encima de las estadísticas, pero a Cuba no le viene mal un poco de ayuda para levantar el ánimo, que falta que le hace a la gente un poco de alegría después de esta hecatombe del deporte cubano.

Y si alguien quiere verificar lo de hecatombe, puede visitar este excelente sitio

viernes, 22 de agosto de 2008

Cubaenlace está de regreso

Cubaenlace , uno de los foros cubanos más antiguos de la red, que en su momento agrupó a muchos de los foristas mas veteranos, rankeados (y algunos de los mas vetustos ... just kidding) de la red, está de regreso, estrenando formato.

Y con el archivo de posteos de casi 6 años perdido… Hazme tú el favor.

Welcome back.

Esto da que pensar...

Siempre he escuchado comentarios acerca de el supuesto daño que puede causar el uso de celulares. Cada cual puede dar crédito a esos comentarios o no, pero, definitivamente, este video es inquietante...



video

jueves, 21 de agosto de 2008

De chismes aclarados, ética, honor e identidad recobrada

En el post anterior comentaba acerca de la curiosa cita que apareció en un artículo y cuya autoría se me atribuyó por error en dicho artículo y, por mala leche, en otros lugares.

Continué con mis indagaciones y resulta que recibí muy amables respuestas, tanto de la Editora de la sección de Internacional del periodico Reforma, Mireya Olivas, como de la autora del articulo, Yolanda Martínez, corresponsal de REFORMA en Cuba, las cuales reproduzco a continuación:

.............................................................................

De:: "Mireya Angelica Olivas Valtierra" Añadir remitente a Contactos A: iskan_ec@yahoo.com.mx

Buen día, Soy la editora de la sección Internacional del periódico Reforma y el presente es para expresarle una disculpa por la equivocación cometida al atribuirle en nuestro artículo una frase que no es suya. Le copio el link a la página del diario publicada hoy, miércoles 20, donde aparece una fe de erratas al respecto. Por favor, hágame saber si no puede abrir la página para enviársela como archivo adjunto.

Gracias por su atención

Mireya Olivas Editora de la Sección Internacional Reforma


...........................................................................

De:: "Yolanda Martínez" Añadir remitente a Contactos A: iskan_ec@yahoo.com.mx

Hola, soy Yolanda Martínez, corresponsal de REFORMA en Cuba, y le escribo para disculparme por atribuirle una frase de otros, en el artículo “Escapa por la red…”.

No decidí usar el pseudónimo Iskan el Cubano. Fue un error lamentable y exclusivamente mío. La frase debía terminar: 'dicen estos blogueros cubanos' refiriéndome a los defensores del sistema. Ocurrió que justo debajo del texto que estaba escribiendo tenía una selección de blogs (entre ellos el suyo) para incluir una lista de los críticos, opositores a la política del gobierno, y finalmente al cortar me equivoqué.

El periódico ayer mismo publicó la Fe de erratas correspondiente, como ya le ha informado la editora de Internacional. Y yo quiero reiterarle personalmente cuánto siento lo sucedido. Es primera vez que me pasa algo así y ojala sea la última.

Agradeciendo su atención le saluda,

Yolanda Martínez

...........................................................................


Es oportuno e imprescindible mencionar que honra a ambas periodistas el hecho de que reconozcan un error en su trabajo.

Encuentro más honra aun en que admitan su error ante un tipo (yo) que se identifica con un seudónimo.

Quede esto como lección de ética necesaria que, muchos que escriben y/o intentan escribir, requieren con urgencia.

Sobre todo si no usan seudónimos.

viernes, 15 de agosto de 2008

De chismes y picazones...

Hoy recibí una sorpresa: en un artículo publicado por un para mi desconocido periódico hay un párrafo que dice:

"A diferencia de los blogs neoliberales estos se realizan con la sensibilidad social de cuantos viven diariamente las dificultades y las satisfacciones que proporciona el hecho de ser parte integrante de un proyecto colectivo como el que se desarrolla en Cuba", dice el bloguero "Iskan, el cubano".

Iskan, el cubano. Bueno, yo me precio demasiado como cubano para poner “el cubano” con minúscula inicial y, para colmo, desperdiciar una coma. Por otra parte, si yo dijera o escribiera algo así me atragantaría. En fin, a alguien le gustó mi nick y lo usó a voluntad.

Como si no bastaran las curiosidades, me enteré del hecho porque Ernesto Hernández Busto, el bloguero de Penúltimos Días, lo publicó en una de las entradas de su blog. De pronto creí notar cierto regocijo malicioso en el asunto, quizás porque hay cosas que dejan cierto prurito. Quizás cosas como ésta o ésta otra. Quién sabe... Debe ser mi paranoia.

En fin, enterado, le envié un correo a la publicación de marras, que aquí reproduzco:

.......................................................................
Información falsa en articulo publicado en La Estrella
viernes, 15 de agosto de 2008, 09:22 am
De::
"Iskan El Cubano"

A:
jaramos@diariolaestrella.com, rcaballero@diariolaestrella.com, cmorales@diariolaestrella.com, ocaballero@diariolaestrella.com, laestrella@diariolaestrella.com
A:

Estimados señores:

En su edición del viernes 14 de agosto, en el articulo "Escapa de Cuba por la red la ‘Generación Y’", se me cita con una frase que nunca he dicho ni escrito. Yo no he sido entrevistado por nadie de su publicación ni de ninguna otra.

Por otra parte, esa frase me involucra con una corriernte de opinión totalmente opuesta a lo que pienso. Quiero dejar claro que ni estoy de acuerdo ni comulgo con las ideas del gobierno cubano. Yo sería la última persona en llamar "proyecto colectivo" a una dictadura de 50 años.

Les solicito amablemente que se publique una fe de errata retirando mi pseudonimo de ese articulo

Les saluda cordialmente

Iskan el Cubano

...........................................................................

Va y me responden.

...........................................................................

Sabado 16 de agosto

Me respondieron. He aqui la respuesta:


RE: Información falsa en articulo publicado en La Estrella
viernes, 15 de agosto de 2008, 04:25 pm
De::
"Caballero, Raul"
rcaballero@diariolaestrella.com
A:
iskan_ec@yahoo.com.mx


Señor “Iskan el Cubano”, por lo que deduzco usted no vive en la isla ¿cierto?, a la persona que cita la corresponsal de la Agencia Reforma (de la que La Estrella usa sus servicios) es un residente de Cuba, conforme con lo que ahí acontece y que se llama (o le apodan) como a usted: “Iskan”, que como usted sabrá es el nombre de una ciudad rusa y el de no pocas personas, luego sólo se trata de una coincidencia que expone que usted no es el único “Iskan el Cubano”. No se preocupe, por lo visto no se trata de usted.

Atentamente

Raúl Caballero